Ácido hialurónico 

Ácido-hialurónico Hoy en día, el ácido hialurónico está bastante “de moda” y casi seguro has oído a alguien hablar de él. Muchas famosas lo usan para rejuvenecer como Meg Ryan o Madonna. Se ha convertido en un elemento fetiche de muchos compuestos enfocados a mejorar la apariencia de la piel. Grandes formas de cosmética lo están empezando a usar como agente regenerador. Quizás conoces gente que lo toma como complemento alimenticio o lo has visto en alguna tienda como componente de alguna crema. A lo mejor has visto alguna amiga con un mejor cutis y no sabes como ha conseguido a ese chico tan guapo en una red social. Pero no todo acerca del ácido hialurónico es relativo a la imagen. Además, se está investigando mucho sobre él ya que se cree que puede ayudar en un futuro a tratar incluso el cáncer. Es importante su función en el organismo tanto a nivel externo como interno y, por eso, la comunidad científica ya ha puesto sus ojos sobre él. Muchas firmas relacionadas con la estética y la salud están realizando importantes estudios acerca de esta sustancia. Se ha utilizado junto a otros componentes incluso en campos tan diversos como la ortopedia, la neurocirugía y la oftalmología gracias a sus propiedades. Otras ramas de la salud también están investigando su posible aplicación para tratamientos complementarios.

En los humanos, el ácido hialurónico se encuentra principalmente en la piel (por eso algunas cremas lo incorporan), articulaciones y cartílagos. Se va destruyendo conforme van avanzando los años y se calcula que cuando llegamos a los 50 años tan solo nos queda la mitad de ácido hialurónico en nuestro cuerpo. Es, por ello, bastante necesaria la reposición de este componente de la piel si queremos que siga luciendo como años atrás cuando aún conservaba todo el ácido hialurónico. La alimentación juega un importante papel en nuestra piel. Existen, además,  diversas fórmulas para poder reponer este componente tan importante para nuestro cuerpo. El ácido hialurónico se ha convertido en pieza clave para nuestra salud y belleza y lo ideal es acudir a los productos con acido hialurónico que más nos pueden beneficiar tanto a nivel de salud como estético ya que en la mayoría de las ocasiones van relacionados.

¿En qué formas podemos encontrar ácido hialurónico y para qué sirve?

  • En cosmética. El ácido hialurónico tiene la propiedad de retener agua en un porcentaje que equivale a miles de veces su peso. Increíble, ¿verdad?. Es por ello, que muchas cremas contienen ácido hialurónico ya que se trata de una excelente hidratante y reconstituyente para la piel. Han surgido recientemente incluso aguas termales con ácido hialurónico recomendadas para las horas posteriores a la exposición al sol que compensan las radiaciones ultravioletas.
  •  Uso médico. En este área tan importante, el ácido hialurónico es utilizado de diversas maneras:

Se aplica de manera tópica para ayudar a cicatrizar heridas y como coadyudante en la recuperación de líquido sinovial en las articulaciones. Es muy útil para personas mayores o deportistas también en forma de pastillas. Tiene propiedades regeneradoras muy importantes.

También es común para tratar enfermedades relacionadas con diversas enfermedades relacionadas con los tejidos como las parálisis faciales.

Es frecuentemente usado en clínicas de fertilidad (ya que es un elemento fundamental en las células próximas al óvulo).

Se usa incluso en clínicas estéticas que aprovechan sus propiedades rejuvenecedoras inyectándolo directamente bajo arrugas o pliegues de la piel (es más duradero que el colágeno). 

¿De dónde se obtiene el ácido hialurónico?

La principal fuente de ácido hialurónico es de origen animal. Destacan principalmente como fuentes más usadas las crestas de los gallos (tienen mayor concentración de acido hialuronico que las gallinas ya que la cantidad de ácido hialurónico en este animal viene influída por la testosterona), el cordon umbilical y la aleta de tiburón. También se extrae de las articulaciones del ganado vacuno o de vísceras de diversos animales marinos para las mejores cremas reafirmantes con ácido hialurónico.

Existe un animal llamado ratopín rasurado que es originario de África y que contiene grandes cantidades de ácido hialurónico. Además, este animal es el único en el mundo que es inmune al cáncer y se está investigando más acerca de esta posible relación entre inmunidad y grandes concentraciones de ácido

También se está estudiando el uso de ácido hialurónico para tratar infecciones tan importantes como el Virus de Inmunodeficiencia Humana, más conocido como VIH, e incluso prevenir su transmisión a través de la mucosa vaginal a través de un microbicida. Este tipo de enfermedades no tienen una cura actualmente y los estudios llevados a cabo con ácido hialurónico pueden ser la esperanza para muchos pacientes.

Sesión de acido hialuronico

Como se ha señalado antes, uno de los usos del ácido hialurónico más demandados es el dedicado a rejuvenecer la piel.  Esto es debido a que es uno de los agentes que más frena los signos de envejecimiento. Existen sesiones de unos 30 minutos en las que el ácido hialurónico se inyecta con una jeringilla muy fina bajo la arruga con el fin de devolver un aspecto liso y rejuvenecedor a la piel. Según el paciente tratado y el método de trabajar del doctor, se puede usar anestesia local para evitar molestias al realizar el tratamiento, aunque esto depende de la sensibilidad de cada paciente al dolor. Las zonas que más frecuentemente se tratan son las cercanas a las comisuras de los labios, las patas de gallo y las arrugas de la frente. Un tratamiento muy demandado en la actualidad es el uso del acido hialuronico para los labios debido a la creciente preocupación por esta parte del cuerpo. Muchos famosos se realizan este tipo de tratamiento debido a su obsesión con esta parte del cuerpo, con resultados dispares.