Los 5 secretos mejor guardados para aplicar las cremas

A veces nos preguntáis en el centro cuál es la mejor forma de sacar partido a las cremas y potenciar sus beneficios al máximo y todo se basa en dos puntos clave: aplicarlas correctamente y en la cantidad adecuada.

También es muy importante usar el producto adecuado en cada momento. El tipo y estado de la piel en cada momento de la vida nos “pide” los productos cosméticos que debemos utilizar, nuestra piel no es siempre la misma, acusa los cambios del clima, de nuestro estado de ánimo, de nuestro momento hormonal, etc. Sin embargo no es recomendable cambiar de productos constantemente, se debe utilizar el mismo tratamiento un tiempo mínimo de dos meses, para evitar sensibilizaciones y alergias de contacto.   Aquí os dejo los 5 secretos o trucos para que saquéis el mayor y mejor partido de todas las cremas de vuestro cuidado diario del rostro:

 La justa medida .La cantidad ideal de crema sería la siguiente: 1 gramo de crema, medio gramo de serum y un granito de arroz de producto para el contorno de ojos en cada aplicación.

  • La forma de aplicación varía en función del producto que vayamos a utilizar.
  • El poder del serum. Se deposita en los dedos y se extiende sobre el rostro mediante pases horizontales desde el centro del hacia los laterales, no se masajean porque no es necesario. En el cuello y el escote se aplican con pases verticales desde el mentón hacia abajo.

  • La crema de día, nuestro básico: Se coloca en cuatro puntos sobre el rostro: frente, pómulos y mentón para proceder a su aplicación mediante pases circulares ascendentes con ambas manos, utilizando las yemas de los dedos índice, corazón y anular, desde el mentón, pasando por el labio superior (donde realizaremos pequeños círculos presionando con el dedo anular) los pómulos, la nariz y terminado en la frente. No hay que olvidarse de aplicar la misma crema en cuello y escote.
  • El contorno de ojos. La zona más delicada.

Estos serían los problemas que podríamos encontrarnos en esta zona y la aplicación que deberíamos realizar en cada uno de los casos:

PEQUEÑAS LÍNEAS O PATAS DE GALLO: Debemos aplicar la crema de contorno de ojos antiarrugas sujetando la piel para abrir las líneas y realizando pases circulares con la yema del dedo corazón durante 15 segundos.

OJERAS: Las cremas de contorno de ojos más adecuadas para estos casos son las que tienen efecto blanqueador. Se aplicará abundante producto por todo el párpado inferior con alisamientos suaves desde el lagrimal hacia las sienes sin presionar.

BOLSAS: El producto más adecuado tiene consistencia de gel o fluido y propiedades descongestivas. Se extiende por el párpado inferior mediante presiones suaves y rítmicas desde el lagrimal a las sienes con los dedos índice y corazón. Se realizará cinco veces y con ambas manos a la vez.

PIEL CON FLACIDEZ O FALTA DE ELASTICIDAD: Se aplica el producto reafirmante con un suave golpeteo que realizaremos con las yemas de los dedos por todo el contorno de los ojos.

  1. La crema de noche, siempre: Estas cremas se deben trabajar mediante la realización de masajes más precisos en las zonas donde más se necesita.

Se debe aplicar en primer lugar sobre cada arruga, planchando el pliegue, es decir se abre la arruga y se pasa una pequeña cantidad  de producto dibujando una espiral de abajo hacia arriba sobre el pliegue. Finalmente se coloca el producto en cuatro puntos sobre el rostro: frente, pómulos y mentón para proceder a su aplicación, con ambas manos y apoyando solo las yemas de los dedos se dibujan círculos con 8 dedos (índice, corazón, anular y meñique) separados de forma que recibamos un masaje relajante de tensiones. Después se realizan pases largos con las manos en horizontal, desde el centro del rostro hacia el nacimiento del pelo en la frente, donde descansarán las manos subiendo la piel. Cada pase se repite cinco veces. El cuello y el escote se trabajan con toda la mano con pases circulares descendentes hasta el pecho.

Espero haberos ayudado con estos consejos que nos hacen maximizar los beneficios de las cremas y además nos permiten disfrutar de nuestro ritual de belleza.