fbpx
  • Educación Nutricional y Dietética / Medicina Estética Integral      T: 953 657 553      M: 601 041 683      E: atencionalcliente@cenydiet.es

exfoliantes piel

EXFOLIANTES CORPORALES PARA EL VERANO

567 518 Cenydiet

Llega el calor y el verano y con ello el deseo de lucir una piel perfecta y preparada para broncearse. Además de seguir mis consejos de alimentos que ayudan al bronceado, puedes hacer que sea más intenso, bonito y saludable exfoliando la piel del cuerpo previamente con ingredientes poco agresivos. ¿Y cómo conseguimos esto sin que sea aburrido y costoso? Pues fabricando nuestros propios exfoliantes con alimentos y frutas de temporada: riquísimas y refrescantes no sólo para comer, ¡sino también para tu piel!

Como ya sabéis, la exfoliación es una rutina de belleza muy importante que debe realizarse una vez a la semana para eliminar células muertas y favorecer la renovación de la piel, ayudando a su hidratación y limpieza. Al eliminar la piel sobrante y escamada, se favorece al bronceado y a que se vea mucho más intenso.

Aquí os dejo algunos exfoliantes corporales caseros fáciles y súper efectivos, aunque cuenta con frutas tropicales y exóticas que a la hora de encontrarlos al hacer la compra suelen ser más caros, compararemos si es más rentable comprar un buen exfoliante!! Si no optar por el exfoliante que os comento en último lugar, algo más económico.

Lima y menta: la lima presenta un alto contenido en vitamina C, un potente antioxidante que favorece también la estimulación del colágeno (la causa de la firmeza de la piel y sus tejidos). La menta contiene otro fantástico antioxidante, la vitamina A, además de fomentar la relajación. Estos ingredientes aportan gran sensación de relajación y frescor, así que tu exfoliación puede convertirse en una experiencia sensorial.

Mango y maracuyá: el mango y el maracuyá, además de ser unas frutas deliciosas, son de las que más vitaminas y antioxidantes contienen, incluyendo los betacarotenos, que aumentan las defensas de la piel y el tono del bronceado.

Guaraná: aporta tonicidad, estimula y activa la piel, gracias a su alta composición en cafeína. Es genial si quieres acabar con la celulitis y grasas acumuladas.

Plátano: el plátano es una fruta muy cremosa, perfecta para pieles secas y maduras que prefieren texturas untuosas y mayor sensación de hidratación. Su alto contenido en potasio actúa como antiedad, además de contener vitaminas.

Coco: el coco (además de su delicioso olor) es un ingrediente muy hidratante y con alta cantidad de potasio y vitamina E, esencial para cuidar la piel del sol y neutralizar los radicales libres.
Mezcla estos ingredientes licuados o rayados con tu gel o crema hidratante habitual y aplícalos durante la ducha con una esponja o guante exfoliante mediante suaves masajes circulares por todo el cuerpo, insistiendo en codos y rodillas. Después de dejar actuar unos minutos, aclara con abundante agua fría para eliminar todos los restos de fruta. Si tu piel necesita una exfoliación más agresiva, utiliza también azúcar (mejor moreno, ya que es más natural) y vierte zumo de limón en las zonas más gruesas y difíciles.

La opción más económica consiste en un exfoliante tan sencillo como eficaz. Con siete cucharadas de azúcar mezcladas con cinco de aceite (puede ser de oliva, pero mucho mejor si es de almendras o incluso el que utilizamos para los bebés), creamos una mezcla hasta que quede uniforme y la aplicaremos por todo el cuerpo antes de la ducha. Del mismo modo, realizando suaves círculos y retirando con agua fría.

Después de la ducha, aplícate una crema ultrahidratante para nutrir la piel después del peeling. Aprovecha y aplícate también tratamientos reafirmantes y anticelulíticos, ya que después de la exfoliación, la piel está más receptiva y absorbe mejor cualquier cosmético.
Para cuando estés bronceada, recuerda no realizar exfoliaciones muy agresivas ni con tanta frecuencia, ya que podría irse antes al retirar las capas superficiales de la piel.
¡Espero que disfrutéis de una piel suave, hidratada y bonita con estos tips!

Dejar una Respuesta