fbpx
  • Educación Nutricional y Dietética / Medicina Estética Integral      T: 953 657 553      M: 601 041 683      E: atencionalcliente@cenydiet.es

482517 10150910352242883 504420627 n

HIPERTENSIÓN EN EL EMBARAZO

425 282 Cenydiet

Si una embarazada sufre hipertensión y no se trata, esta puede producir insuficiencia renal en la madre e interferir en el aporte de sustancias nutritivas y oxígeno al feto. La tensión alta también puede ser un signo temprano de preeclampsia, un mal funcionamiento de la placenta que puede afectar al desarrollo del feto.

Existen diferentes tipos de hipertensión en las embarazadas, unos comienzan antes del embarazo y otros casos aparecen durante la gestación, todos conllevan riesgos pero son controlables con los cuidados prenatales adecuados.

Cabe destacar que en la hipertensión hay factores que influyen como son  los hereditarios, la alimentación, los hábitos de vida y el sedentarismo, como así también el estrés.

Si bien hay tratamientos para controlar la hipertensión en el embarazo, en la mayoría de los casos se puede mantener una tensión arterial saludable con una dieta equilibrada y hábitos de vida saludables.

Cómo prevenir y bajar la hipertensión en el embarazo

  • Evitar el exceso de sodio, esto se consigue consumiendo alimentos con poca sal, no agregando sal a la comida ya preparada, se puede implementar la ingesta de sales bajas en sodio. Evitar alimentos procesados
  • Es imprescindible beber dos litros de agua al día como mínimo, más las infusiones que se toman diariamente, evitando la cafeína. También se deben evitar las gaseosas y aguas saborizadas, los caldos en cubito o sopas en polvo ya que contienen altas cantidades de sodio. Se recomienda leer etiquetas
  • No es conveniente estar mucho de pie porque favorece la retención de líquidos y la mala circulación, varias veces al día hay que tomar un descanso de 10 minutos y elevar los pies por encima de la línea del corazón.
  • Realizar  actividad física de forma regular ya que el ejercicio ayuda al sistema circulatorio y a eliminar líquidos.
  • Dormir lo suficiente, esto además de descansar el cuerpo, evita el estrés.
  • La alimentación tiene que ser rica en frutas, verduras y cereales integrales.  Según un estudio reciente publicado por la revista American Journal of Hypertension, la fibra también ayuda a controlar la tensión. Aumentar la cantidad de fibra en la alimentación durante los primeros meses de embarazo reduce el riesgo de desarrollar preeclampsia en los siguientes meses.
  • Las carnes deben ser magras con predominio de pescado y se deben evitar los embutidos.
  • Incluir alimentos que ayudan a controlar la presión alta (ajo, apio, brócoli, cebolla, azafrán, hinojo, orégano, tomillo, pimienta)

Dejar una Respuesta