fbpx
  • Educación Nutricional y Dietética / Medicina Estética Integral      T: 953 657 553      M: 601 041 683      E: atencionalcliente@cenydiet.es

professional woman applying green cream with a brush 1208 313

Los peelings químicos

626 939 Cenydiet

Este tipo de tratamiento de peeling químico permite mejorar sustancialmente el aspecto de la piel envejecida, actuando sobre manchas y arrugas. El reciente descubrimiento de nuevas sustancias despigmentantes ha permitido el desarrollo de protocolos de superficiales más efectivos que, realizados con una cierta continuidad, evitan el uso de técnicas más agresivas.

El peeling químico es un tratamiento médico estético no quirúrgico cuyo efecto inmediato consiste en la eliminación de algunas células cutáneas para conseguir la regeneración de la piel a través de la renovación de la matriz dérmica. Fundamentalmente se utiliza para rejuvenecer, eliminando manchas y disminuyendo las arrugas. Proporciona resultados muy satisfactorios porque gracias a su acción se produce más colágeno. La tez se muestra más renovada, luminosa y fresca.

Existen diferentes tipos de peeling que, en función de su profundidad, se pueden clasificar en:

  • Peelings superficiales: únicamente elimina las capas epidérmicas menos profundas. Permite a quienes se someten a este procedimiento realizar a continuación una vida absolutamente normal. Los peelings muy superficiales adelgazan y remueven el estrato córneo sin producir un daño excesivo. Quizá por eso son los que se utilizan en mayor grado en la práctica cotidiana. Tras realizar este tratamiento se permite aplicar maquillaje inmediatamente después.
  • Peelings medios: supone la destrucción epidérmica extensa, llegando hasta la porción superior de la dermis reticular.
  • Peelings profundos: lleva a cabo la destrucción de la epidermis hasta la porción media de la dermis reticular.

Cuando se llevan a cabo los peeling medios y profundos es necesario mantener algunas normas rigurosamente. Los medios y profundos se consideran más efectivos para acabar con alteraciones tales como pecas, lentigos, melasmas, etc. Para las cicatrices deprimidas pueden realizarse peelings profundos, a pesar de que probablemente existen procedimientos más eficaces. No obstante, siempre pueden mejorar el aspecto de la piel.
En ambos tratamientos se deberá esperar el tiempo que el especialista determine para aplicar productos cosméticos o maquillaje.

¿Cómo se realiza un peeling químico?
Se lleva a cabo aplicando sobre el rostro con mucho cuidado algún ácido (AHAs, Glicólico, trocloracético, cógico, azelaico, extracto de regaliz, retinoico, etc.). Es muy importante que la piel esté completamente limpia antes de ejecutar un peeling ya que eso permite detectar las diferentes reacciones que se provocan por la penetración del producto. Dependiendo de su concentración y del tipo de ácido utilizado se aplica de diferentes maneras:

  • Con un bastoncillo de algodón o con pequeños cuadrados de gasa bien prensados.
  • En forma de mascarilla en consulta.
  • Cuando se trata de un peeling profundo, se aplican unos vendajes sobre la zona que se mantendrán de 48 a 72 horas.

La aplicación de un peeling químico se recomienda, entre otros, en los siguientes casos:

  • Cicatrices y marcas de acné.
  • Arrugas profundas.
  • Patas de gallo.
  • Código de barras.
  • Cicatrices leves.
  • Manchas.
  • Pecas, léntigos, melasmas.
  • Piel opaca

Estos peelings pueden aplicarse sobre la piel del rostro y sobre otras partes del cuerpo como el cuello, las piernas, los brazos, las manos y la zona del pecho. Se debe tener en cuenta que la aplicación de este tratamiento se desaconseja en los casos de embarazo y lactancia. Asimismo, no se puede llevar a cabo en aquellas personas que se han sometido a tratamientos con retinoides orales en los seis meses previos, ni tampoco a aquéllas que padecen infecciones activas, ya sean bacterianas o herpéticas.
También hay que evitar la aplicación de cremas con ácido retinóico tanto la noche anterior como los días en los que se lleva a cabo el tratamiento. Igualmente, no debe someterse la piel a limpiezas de cutis, al empleo de esponjas abrasivas, depilaciones con cera u otros procedimientos irritantes epidérmicos.

Precauciones
La aplicación del peeling no suele ser dolorosa pero algunas veces se percibe una moderada sensación de quemadura. Generalmente, es recomendable humectar la zona tratada con algún preparado hidratante. Como regla general no precisa anestesia ni sedación.
Después de este tratamiento se deben utilizar cremas protectoras solares con un factor muy elevado, preferiblemente con filtro total. Cuando el peeling se lleva a cabo para “borrar” las marcas del acné, y el número de sesiones es de tres a seis, está completamente prohibido (para evitar discromías pigmentarias) percibir ni un solo rayo se sol.

¿Efectos secundarios?
Su aplicación puede ocasionar efectos colaterales, aunque mínimos. En el caso de un tratamiento leve o superficial, se provoca enrojecimiento y excoriación. En los tratamientos más intensos, es posible que aparezcan hinchazones, ampollas, costras y manchas marrones que desaparecerán, sin embrago, al cabo de una o dos semanas.
En algunos casos, a causa del peeling se producen cambios de pigmentación en la piel de tipo permanente, sobre todo cuando se ha tomado algún anticonceptivo u otro tipo de medicación. Y nuevamente, cabe insistir en la necesidad de prohibir absolutamente la exposición solar hasta que el especialista lo decida. También hay que tener cuidado con las lesiones por rascado, comunes a todos los peelings, que desaparecen solas o con antibióticos tópicos suaves.

 

Dejar una Respuesta