fbpx
  • Educación Nutricional y Dietética / Medicina Estética Integral      T: 953 657 553      M: 601 041 683      E: atencionalcliente@cenydiet.es

obesidad intolerancia

OBESIDAD E INTOLERANCIAS ALIMENTARIAS

593 404 Cenydiet

Como veremos la obesidad también está relacionada con determinadas emociones que a su vez inciden en el funcionamiento de ciertos órganos y por tanto se establecen interrelaciones con la asimilación de algunos alimentos.

 

Algunas de las emociones o instintos más básicos del ser humano están relacionadas con el sobrepeso. Entre ellas destacaremos el estrés (del que ya hemos hablado en algunas entradas anteriores), la ansiedad, la cólera y la rabia.

Cada una de estas emociones requiere un capítulo, en esta ocasión nos vamos a centrar en la cólera y  sus repercusiones en el organismo, que alimentos son más beneficiosos y cuales deberemos evitar por resultar más intolerantes.

La cólera se expresa en forma de arrebato, irritación, exasperación, impaciencia, indignación y furor. Es una reacción violenta y agresiva debida a un profundo descontento. Muchas personas que sufren de cólera libran su particular batalla con la dieta y el sobrepeso.

Como veremos la obesidad también está relacionada con determinadas emociones que a su vez inciden en el funcionamiento de ciertos órganos y por tanto se establecen interrelaciones con la asimilación de algunos alimentos.

Algunas de las emociones o instintos más básicos del ser humano están relacionadas con el sobrepeso. Entre ellas destacaremos el estrés (del que ya hemos hablado en algunas entradas anteriores), la ansiedad, la cólera y la rabia.

Cada una de estas emociones requiere un capítulo, en esta ocasión nos vamos a centrar en la cólera y  sus repercusiones en el organismo, que alimentos son más beneficiosos y cuales deberemos evitar por resultar más intolerantes.

La cólera se expresa en forma de arrebato, irritación, exasperación, impaciencia, indignación y furor. Es una reacción violenta y agresiva debida a un profundo descontento. Muchas personas que sufren de cólera libran su particular batalla con la dieta y el sobrepeso.

La cólera se halla muy unida a nuestra subjetividad, al contrario de una mera reacción física.

La cólera funciona por medio de crisis, pero también funciona en personas con estados de de ánimo prolongados, decimos de ellos que son personas agresivas, agrias, ácidas, ariscas, etc.

Curiosamente las personas de carácter colérico son vistas a través de la historia como personas delgadas, se dice que su organismo genera mucha “bilis”.  A menudo sufren de contracciones musculares, aumento de la frecuencia cardíaca  agitación, contracción de las cuerdas vocales, etc.

¿Puede una persona colérica sufrir problemas de exceso de grasa? No debemos mantener la cólera reprimida en nuestro interior. Tampoco hay que manifestarlas de forma excesivamente directa y explosiva.

Lo sano es manifestar nuestro malestar si ofender al interlocutor.

Si esta en esta fase de aminorar la cólera deberá evitar alimentos que activen ciertas secreciones gástricas y por el contrario consumir pro-bióticos que ayuden a una correcta asimilación de los nutrientes de los alimentos.

¿Qué dieta es aconsejable en estos casos?

Si deseamos además de mejorar nuestra salud controlar el peso deberemos consumir:

–          Sopas, caldos ligeros no grasos, tapiocas, arroz blanco

–          Carnes blancas a la parrilla o asadas.

–          Pescados blancos.

–          Verduras al vapor (acelgas, judías verdes, brócoli)

–          Pasta de trigo integral o maíz.

Evitaremos:

–          Pescados azules y muy grasos

–          Carnes grasas (cerdo y cordero)

–          Carnes rojas (buey y vaca)

–          Mariscos

–          Alcohol

–          Tabaco

–          Frutos secos

–          Salsas y especies

Además no utilizaremos como sistema de cocinado los fritos, ni calentaremos los alimentos a más de 100 º

Por último, realizarnos un test de intolerancia alimentaria puede ayudarnos a iniciar un programa de alimentación personalizada y conocer que sustancias estarían relacionadas con nuestro carácter y máxime si somos un poco coléricos.

Dejar una Respuesta