fbpx
  • Educación Nutricional y Dietética / Medicina Estética Integral      T: 953 657 553      M: 601 041 683      E: atencionalcliente@cenydiet.es

radiofrecuencia jaen

RADIOFRECUENCIA energía en buena ONDA

442 391 Cenydiet

RADIOFRECUENCIA.

Clasificación y usos

Aunque tanto en el sector de la estética como de la medicina estética se habla de diferentes tipos de radiofrecuencia, la tecnología que se aplica es siempre la misma. La diferenciación se hace atendiendo a la profundidad que alcanza la energía, y que en última instancia es la variable que determina el resultado final.

Los ajustes tecnológicos que hacen que la RF alcance un estrato cutáneo u otro se incorporan en los cabezales emisores, por lo que basta intercambiarlos para obtener diferentes resultados. Es por eso que las mejoras que se van incorporando se centran en el perfeccionamiento de estas piezas, para aprovechar todas sus posibilidades terapéuticas y que los tratamientos sean cada vez más efectivos, seguros y confortables para la piel. Llegados a este punto es el momento de repasar los principales tipos de radiofrecuencia y cómo ha ido evolucionando esta tecnología:

RADIOFRECUENCIA BIPOLAR Este modo de emisión nos retrotrae a la primera generación de equipos de RF.

El término bipolar hace referencia a los dos electrodos a través de los que circula la corriente electromagnética. En este caso la energía alcanza la dermis por lo que incide directamente en las fibras de colágeno, haciendo que se contraigan y aumenten. La consecuencia directa de esta acción es el estiramiento del tejido cutáneo. El aumento de temperatura que produce la radiofrecuencia bipolar es superficial y la emisión energética se concentra en un área reducida, sin alcanzar los tejidos gruesos y profundos, por eso está especialmente indicada para corregir la flacidez en rostro y cuello.

RADIOFRECUENCIA MONOPOLAR Los equipos en este caso disponen de un cabezal activo, que se va deslizando por la zona de tratamiento, y otro de retorno, que permanece estático en contacto con la piel. La corriente circula entre ambos aprovechando las vías con mayor conductividad eléctrica, que son el tejido muscular y los sistemas linfático y sanguíneo. De ello se deriva un calentamiento profundo que se localiza en el tejido adiposo subcutáneo, por eso esta RF se emplea en tratamientos corporales, porque resulta muy eficaz en la eliminación de flacidez y celulitis. Este efecto de remodelado corporal se inicia con una reactivación del drenaje linfático, que se traduce en una disminución de toxinas y líquidos en los que se encuentran embebidos los adipocitos. La emisión monopolar también estimula la circulación mejorando el metabolismo del tejido graso subcutáneo y el aspecto de la piel. El modo de emisión monopolar ha ido evolucionando hasta la aparición de dispositivos que transmiten la energía de manera controlada y focalizada en una zona delimitada. Esta mejora hace que se puedan emplear para corregir la flacidez tanto corporal como facial.

RADIOFRECUENCIA MULTIPOLAR Un punto de inflexión importante en el manejo de la radiofrecuencia fue la aparición de una segunda generación de equipos que combinan la modalidad de emisión bipolar y monopolar, gracias a que incorporan cabezales que generan un calentamiento profundo y superficial del tejido de manera simultánea. El efecto térmico en los estratos profundos se traduce, por un lado, en la estimulación de los fibroblastos para que produzcan nuevas fibras elásticas y, por otro, en el aumento del metabolismo de los adipocitos y la posterior liberación de su contenido graso. Por otra parte, el aumento de la temperatura en las capas más superficiales deriva en la contracción de las fibras elásticas ya existentes. La combinación de ambas formas de emisión permite aprovechar los principales beneficios de la radiofrecuencia: pérdida de centímetros y tensado de la piel.

RADIOFRECUENCIA ABLATIVA Otro avance importante son los equipos que transmiten la energía en modo fraccional ablativo, es decir, al pasar la corriente entre los electrodos del cabezal ésta atraviesa la epidermis a través de toda una serie de microorificios. Las áreas de piel adyacente, que no reciben ningún “impacto” son las responsables de impulsar la reparación tisular y la renovación epidérmica. El resultado es la desaparición de las alteraciones visibles en la superficie de la piel: arrugas, poros abiertos, marcas de acné, tono mate, manchas… Este modo de transmisión sitúa a la radiofrecuencia en un puesto importante dentro de las terapias de rejuvenecimiento facial.

RADIOFRECUENCIA NANOFRACCIONADA 
En los últimos meses hemos asistido a otro avance importante en lo que a radiofrecuencia médica se refiere. Se trata de una aparatología que emite la corriente a través de microagujas que impactan en la superficie cutánea y abren una serie de conductos, por donde “entra” la RF, lo que hace que pueda depositarse con mucha precisión en un punto exacto. Esta ventaja hace que esta radiofrecuencia se esté aplicando con muy buenos resultados para borrar las estrías, porque se genera un pulido sobre la superficie cutánea y la ruptura de las estructuras fibradas y cicatriciales de la estría, que se une a la activación de las funciones dérmicas y la doble estimulación de la colagénesis, por la acción del aumento de calor y por la puesta en marcha del proceso natural de reparación que impulsa el tejido que rodea cada una de las incisiones que realizan las agujas.

Dejar una Respuesta