fbpx
  • Educación Nutricional y Dietética / Medicina Estética Integral      T: 953 657 553      M: 601 041 683      E: atencionalcliente@cenydiet.es

celulitis5

Aparatología y cosmética para remodelar el cuerpo

551 397 Cenydiet

Cuando empezamos a plantear los tratamientos remodelantes en nuestros centros de estética, incluimos también los anticelulíticos, ya que la mayor parte de las clientas quiere reducir contorno al mismo tiempo que acabar con la piel de naranja. Dominar las técnicas y los cosméticos para conseguirlo nos permitirá ofrecer unos resultados más efectivos.

Como sabemos, la celulitis es un engrosamiento de los adipocitos en determinadas zonas del cuerpo, haciendo que se acumule el tejido con nódulos  adiposos, agua y toxinas. Existen distintos grados de celulitis, y resulta esencial saber distinguirlos para poder optar por el tratamiento más adecuado: en primer lugar está la celulitis fibrosa, provocada por un mal funcionamiento de los adipocitos y dolorosa al tacto; la celulitis edematosa está provocada por un enlentecimiento circulatorio y una intoxicación en el tejido conjuntivo, por lo que la piel se presenta flácida; por último, la celulitis esclerótica, la más común, aparece debido a un problema metabólico y suele presentarse en la parte lateral de los muslos y glúteos en forma de abultamientos irregulares de la piel (la llamada “piel de naranja”).

 Aparatología anticelulítica

En la aparatología estética actual encontramos muchas técnicas para combatir la celulitis, entre las que destacan las siguientes:

■ Electroporación: mediante un impulso eléctrico elastopulsado, se consigue más permeabilidad de las membranas celulares y, consecuentemente, las moléculas logran una mayor penetración que permite al tejido tener mayor cantidad de principios activos necesarios para realizar sus funciones.

■ Ultrasonidos: con el paso de ondas ultrasónicas, el líquido intersticial sufre un cambio y pasa a ser gaseoso, generando unas burbujas de vapor o de gas que llegan a implosionar. Esto provoca una onda expansiva que daña las membranas de los adipocitos, dejando escapar los triglicéridos de su interior y ayudando a desengrosar el tejido adiposo.

■ Radiofrecuencia: el uso en el cuerpo de una frecuencia de emisión ultrasónica junto a corriente, sin provocar la estimulación sensorial, motora o nerviosa que cause contracciones musculares y malestar, estimula una vibración en las moléculas que forman los tejidos que produce una fricción entre ellas de la que se desprende calor diatérmico por rotación, alteración y ruptura. Así, con el

incremento de la temperatura del cuerpo, estimula la regeneración de las fibras de colágeno para aumentar la elasticidad de los tejidos.

■ Electroestimulación: es la técnica que utiliza la corriente eléctrica para  provocar una contracción muscular con el objetivo de prevenir, entrenar o tratar determinados músculos buscando una finalidad terapéutica o una mejora de su rendimiento.

 

■ Vacumterapia+rodillos: consiste en un masaje inducido por una cámara de aspiración, que puede ir acompañada de rodillos motorizados que ayudan a la prensión y masaje del tejido.

■ Plataformas de vibración: reproduce el movimiento de la marcha (movimiento natural) para lograr una tonificación muscular, activación de la circulación sanguínea y linfática, y reforzar el hueso.

■ Drenaje: es necesario drenar antes de cualquier tratamiento celulítico, así ayudamos a que nuestro organismo reequilibre su funcionalidad y elimine el edema y demás sustancias que están comprometiendo e l líquido intersticial. Es muy importante realizarlo tras una sesión de cavitación, así ayudaremos a eliminar lo que deshacemos mediante el tratamiento.

Aunque para conseguir resultados óptimos lo ideal es combinar estas  tecnologías entre sí, algunas son más recomendables para un tipo de celulitis que otro. Así, en el caso de la celulitis edematosa, se aconseja aplicar sesiones de drenaje, radiofrecuencia, ultrasonidos, electroporación y electroestimulación; mientras que en la fibrosa y la esclerótica se recomienda aplicar todo lo mencionado anteriormente menos la cavitación. La razón para ello se debe a que estas clases de celulitis crean fibras de colágeno y elastina que envuelven el adipocito y no le permiten realizar sus funciones, por lo que la única forma de deshacerlas es dejando limpio el líquido intersticial mediante drenaje y  radiofrecuencia, proporcionando la energía necesaria a las células para que puedan trabajar y aportándole el principio activo con la electroporación.

Así se consigue un adipocito normal, al que se puede atacar con la cavitación.

 

Cosmética anticelulítica-reafirmante

Existen ciertos ingredientes cuya inclusión en los cosméticos favorece la lipólisis, estimulando el catabolismo y ayudando a consumir el exceso de grasa acumulado.

 

■ Derivados del yodo: como el yoduro potásico, el yoduro de cetilo o el yodo amínico. El yodhidrato de trietanolamina activa los procesos oxidativos que tienen lugar a nivel celular, así como los procesos catabólicos de los lípidos, glicoproteínas y proteínas en general.

■ Laminaria Digitata: variedad de alga marina verde o parda que se encuentra cerca de la superficie del mar. Ejerce un efecto desintoxicante en los problemas diuréticos y de insuficiencia venosa por su alta concentración en fibra y principios activos (yodo, vitaminas, aminoácidos y oligoelementos) que le confieren propiedades lipolíticas, remineralizantes, tonificantes y equilibrantes.

■ Fucus Vesiculosus: maleza que se encuentra en las costas del mar del Norte, el mar Báltico y los océanos Atlántico y Pacífico.

Tiene propiedades emolientes, protectoras, tónicas y reforzadoras del film hidrolipídico. En su tallo se encuentra yodo orgánico en elevada concentración, que moviliza el líquido retenido, estimula la circulación y elimina toxinas.

■ Chondrus Crispus: posee propiedades descontractoras, protectoras de las macromoléculas proteicas (colágeno, elastina, queratina…), manteniendo la elasticidad de la epidermis.

■ Cafeína: actúa como estimulante del sistema nervioso, que activa localmente la lipólisis y transforma las grasas de reserva en ácidos grasos libres. También realiza una acción desintoxicante y reafirmante.

■ Gingko y Nuez de Cola: activos naturales quemagrasas que combaten las células grasas, además de poseer propiedades drenantes y descongestionantes.

■ Curcuma Longa: potente antiinflamatorio. Mejora la circulación y favorece la eliminación de toxinas.

■ Carnitina: es capaz de transportar depósitos grasos (transporte pasivo) al interior de la mitocondria, que es la porción de la célula que transforma estas grasas en energía. Se logra la combustión de las mismas y, por lo tanto, la inhibición de los nódulos celulíticos.

■ Extracto de centella asiática: pequeña planta herbácea que regula el contenido en fibroblastos, orientándolos hacia la síntesis de colágeno. Además, contiene aceites esenciales y actúa como antiinflamatorio, activando el riego sanguíneo.

■ Extracto de castaño de Indias: gran remedio para tonificar las arterias y los capilares, ya que evita la formación de edemas y aumenta la resistencia de los vasos sanguíneos. Es descongestivo, vasoprotector y vasoconstrictor.

■ Extracto de hiedra o Hedera Helix: planta pequeña procedente de Europa con propiedades desinfiltrantes y anticelulíticas.

■ Ruscus Aquleatus: tiene cualidades diuréticas y antivaricosas que actúan drenando de líquidos las extremidades y mejorando la circulación.

■ Hammamelis: reequilibra el manto hidrolipídico de la piel y regula la dilatación de los poros (efecto astringente), por lo que hace disminuir el exceso de grasa. También actúa como tónico venoso-vasoconstrictor.

Combinar tratamientos

La aplicación de un tratamiento u otro depende de muchos elementos y varía según la causa que provoca el inestetismo y el tipo de celulitis que padece el paciente.

Por eso es importante realizar un buen diagnóstico previo en el que el profesional pueda apoyarse para tomar las decisiones. Una vez realizado, lo ideal es utilizar en sinergia las distintas tecnologías además de principios activos específicos y terapias manuales puntuales para que los resultados sean mayores, siempre teniendo en cuenta el caso particular del paciente.

Celulitis generalizada

 Una acumulación de grasa a nivel  generalizado, sobre todo en abdomen, cintura, zona lumbar y dorsal. También tobillos gruesos e inflamados, piernas cansadas con retención de líquidos, y celulitis generalmente edematosa que suele ir acompañada de trastornos circulatorios como varices. A la larga, también aparece flacidez cutánea y muscular en brazos, abdomen, glúteos y muslos.

■ Tratamientos para la parte superior del cuerpo: estimulación muscular con aparatología de electroestimulación y radiofrecuencia.

Masaje subdérmico rodado que no presente una succión continua muy fuerte , pues corremos el riesgo de crear flacidez y ultrasonidos de cavitación ultrasónica multifrecuencia aplicados en zonas de acúmulos grasos importantes como abdomen, cartucheras y brazos. Con ello conseguimos endurecer los músculos, reducir grasa, volumen y flacidez, y mejorar la circulación.

El drenaje linfático manual o por presoterapia están indicados para drenar toda la grasa que hemos ido disolviendo.

■ Tratamiento para la parte inferior del cuerpo: todas las técnicas anteriores mas drenaje linfático manual o presoterapia, que elimina líquidos y mejora la circulación linfática y venosa.

Morfologia Ginoide

 De cintura para arriba, el cuerpo presenta escasa musculatura, flacidez en los brazos, hombros caídos y poco pecho, a veces caído. De cintura para abajo se detecta acumulación de grasa y/o líquidos en glúteos, caderas, muslos y rodillas, trastornos en la circulación de retorno, fragilidad capilar y pequeñas varices.

■ Tratamiento para la parte superior del cuerpo: electroestimulación,

que desarrolla y tonifica la musculatura, drena y mejora la piel; y  radiofrecuencia, que reafirma la cara interna de brazos, cuello y escote.

■ Tratamiento para la parte inferior del cuerpo: cavitación, endermología,

y radiofrecuencia combinada con presoterapia. Así, la piel de los glúteos, de la

cara interna de los muslos y del abdomen se retensan.

 

Morfología Androide

 La distribución de la grasa corporal es más similar a la del hombre, presentando hombros anchos, mucho pecho, grasa localizada  en abdomen, zona lumbar y dorsal, y piernas delgadas y con poca musculatura.

■ Tratamientos para la parte superior del cuerpo: radiofrecuencia,

mesoterapia, cavitación y drenaje linfático.

■ Tratamientos para la parte inferior del cuerpo: electroestimulación y ejercicio físico moderado (como caminar).

Dejar una Respuesta