fbpx
  • Educación Nutricional y Dietética / Medicina Estética Integral      T: 953 657 553      M: 601 041 683      E: atencionalcliente@cenydiet.es

novias

El día de la boda es el día más especial de una novia

560 1106 Cenydiet

El día de la boda es el día más especial de una novia, un día en el que será el centro de todas las miradas y, por lo tanto, querrá estar perfecta en todo momento. Esto lo convierte en el momento ideal para corregir y mejorar todo tipo de grandes y pequeñas imperfecciones de su físico, con tal de que se sienta completamente satisfecha con su aspecto.

Es importante en estos casos tener en cuenta el corte y la forma del vestido elegido por la novia. Ciertas zonas del cuerpo como los brazos, el escote o la espalda, a veces olvidadas, pueden quedar al descubierto y convertirse en el centro de atención, por lo que será necesario administrarles los cuidados apropiados para que estén en perfectas condiciones. Un plan de belleza integral sencillo ofrecerá resultados visibles en pocos meses, logrando que la novia luzca espléndida.

 

 

Brazos sin flacidez

Los brazos, y sobre todo su cara interna, es una zona que suele preocupar mucho a las mujeres, en especial a partir de los 30 años. La piel en esta área es muy lábil y es frecuente la aparición prematura de flacidez cutánea y muscular. Esta flacidez en los brazos se genera por la falta de actividad de los músculos tríceps, ubicados en la parte inferior del brazo, que pierden fuerza y se debilitan con la falta de ejercicio hasta adquirir un aspecto gelatinoso por falta de tonicidad.

Para mejorar la tensión y el aspecto de la piel en esta zona es recomendable un tratamiento de mesoterapia de vitaminas y silicio, que consiste en pequeñas infiltraciones cutáneas muy superficiales de un cóctel vitamínico durante tres semanas (a sesión por semana). Combinando este tratamiento con radiofrecuencia, logramos estimular la neogénesis de colágeno para obtener un resultado de mayor hidratación, luminosidad y tersura de la piel, siendo recomendadas una sesión semanal hasta un máximo de 8 en función del grado de flacidez de la novia.

Para obtener resultados más rápidos es conveniente compaginar una rutina diaria de ejercicios de brazos para eliminar la flacidez localizada con la aplicación de alguno de los tratamientos en crema que existe en el mercado.

Para ser eficaces, estos productos deben contener ingredientes como colágeno, elastina, oligoelementos, centella asiática, ginseng, lúpulo, cola de caballo, silicio orgánico, fucus, aceite de germen de trigo, rosa mosqueta, aceites de origen animal y vitaminas A y E.

Además de la actividad física, podemos agregar un tratamiento denominado Ondas Rusas, que consiste en la estimulación del músculo por medios externos. Este tratamiento se realiza mediante la electroestimulación de las terminales nerviosas neuromusculares, haciendo que la masa muscular se contraiga rítmicamente para lograr firmeza y desarrollo del músculo. Para terminar de perfeccionar los brazos, podemos desarmar los posibles acúmulos de grasa localizados mediante ultrasonidos o cavitación, y si la flacidez persiste, optar por procesos más potentes, como la fosfatidilcolina, la hidrolipoclasiaultrasónica, o la minilipoambulatoria, por ejemplo.

 Escote formidable

Es muy frecuente la aparición de pequeñas manchitas, dilataciones vasculares y arrugas finas en el área del escote, imperfecciones que se pueden mejorar con apenas dos sesiones de fotorrejuvenecimiento. Este tratamiento consiste en la aplicación de una luz con unas características específicas que tiene afinidad con la melanina y la hemoglobina, eliminando de forma no invasiva las manchas y los vasos y estimulando la formación de colágeno, consiguiendo así una mejoría en la textura de la piel. El número de sesiones recomendado para unos resultados eficaces es de cinco, espaciadas entre ellas unos 15 días, y la única precaución a tener en cuenta es la de no tomar el sol posteriormente.

Actualmente, existen otros tratamientos para perfeccionar la zona de cuello y escote que, utilizados conjuntamente, ofrecen resultados sorprendentes:

Carboxiterapia: tratamiento que utiliza el gas para elevar el mentón; para ello, produce una emisión de dióxido de carbono o gas carbónico de manera controlada bajo la piel. El proceso se realiza mediante finas agujas o una pistola para tratar la grasa localizada y la flacidez que se acumulan en la zona del cuello y la papada. La función del gas carbónico es romper el tejido, estimulando la microcirculación para oxigenar la piel y destruir la grasa, logrando efectos inmediatos que se aprecian a simple vista al mejorar la circulación sanguínea.

Inyecciones alisantes de plasma sanguíneo: tratamiento que consiste en infiltraciones de factor de crecimiento bajo la piel, responsable de regenerar y reparar los tejidos. Este factor de crecimiento se obtiene de las plaquetas de la misma paciente, para lo que es necesaria una pequeña extracción de sangre.

Implantes antiflacidez: tratamiento que consiste en la implantación de una sustancia de relleno reabsorbible que combate la pérdida de firmeza en lugar de aportar volumen, con un efecto que se nota a los tres meses pero desaparece tras un año. Esta sustancia está compuesta de trifosfato cálcico, que reactiva la juventud de las células, y ácido hialurónico, que retiene el agua e hidrata al actuar como vehículo para llegar hasta la dermis.

Espalda espectacular

La espalda es una de las partes de nuestro cuerpo más olvidadas en cuestión de retoques estéticos, pero no hay que descuidarla, puesto que es una zona con mucha tendencia a padecer acné y acumular grasa muy difícil de eliminar incluso con dieta y ejercicio.

Un peeling contra las arrugas también corrige la piel seborreica de la espalda, eliminando puntos negros y suavizando las marcas de acné, las cicatrices y las estrías en una única sesión. También ayuda a mejorar los resultados la microdermoabrasión con puntas de diamantes, que pule la piel dándole un aspecto más joven gracias a sus cánulas que propulsan partículas de la piedra preciosa para barrer la espalda mientras otras succionan las células muertas.

Los masajes definidores combinan distinta aparatología (radiofrecuencia, infrarrojos y vacumterapia) para romper las células de grasa, evacuarlas, incrementar el drenaje linfático y retensar la piel. Problemas como la celulitis y la piel de naranja también pueden aparecer en la espalda, pero con los masajes definidores se suavizan y se pueden llegar a perder hasta seis centímetros de contorno. Por su parte, el láser es una técnica perfecta para borrar marcas mediante un barrido con infrarrojos no ablativos que regenera la producción de colágeno. Durante su aplicación se siente calor y la zona queda algo enrojecida e inflamada, pasando a descamarse y renovarse unos diez días después. Los resultados pueden apreciarse entre tres y seis meses después, que es el tiempo necesario para que se produzca la renovación del colágeno.

Finalmente, para los casos peliagudos, también existe la liposucción de espalda, también conocida como lipoaspiración vertical, una intervención que requiere una simple anestesia local y el uso posterior de una faja durante un mes.

Dejar una Respuesta