fbpx
  • Educación Nutricional y Dietética / Medicina Estética Integral      T: 953 657 553      M: 601 041 683      E: atencionalcliente@cenydiet.es

Fototerapia grid

La depilación láser. Lo que te gustaría saber y nunca te explicaron

1255 710 Cenydiet

La depilación láser es un tratamiento que utiliza energía lumínica para la eliminación del vello no deseado. Para ello se basa en el principio de fototermólisis selectiva, a través del cual se destruyen los folículos del pelo sin dañar otras estructuras vecinas. La energía de la luz es captada por el pigmento del pelo que transforma la energía lumínica en calor, el cual destruye el folículo piloso. De esta forma, y gradualmente, se consigue evitar el crecimiento del vello.

Es un tratamiento seguro: La depilación láser en manos expertas es un método seguro que elimina el pelo y no daña la piel. La depilación láser no es una radiación que se acumule en el cuerpo y por lo tanto no tiene consecuencias ni repercusiones sobre la salud general a corto, medio o largo plazo.
Obtiene resultados eficaces: El láser elimina y destruye de forma permanente, en la gran mayoría de pacientes, un alto porcentaje del vello tratado.
Es rápido y cómodo. Los resultados se notan desde la primera sesión.Posteriormente el pelo crece más despacio, es más fino, más claro y menos abundante.
Es un tratamiento suave y altamente tolerado. Sólo se nota una leve y pasajera sensación de calor que se atenúa con un sistema de aire frio que el equipo lleva incorporado. En casos excepcionales y de mucha sensibilidad al dolor se puede aplicar una crema anestésica local.
Es beneficioso. Mejora el aspecto y la textura de la piel.
Es rentable. La inversión depende de la extensión de la zona a tratar, pero el coste es menor que la suma total todas las depilaciones tradicionales, además del ahorro de tiempo que conlleva.
Los aspectos de la depilación láser que debemos tener en cuenta antes del tratamiento son:
Cuanto más negro sea el vello, más rápida será la respuesta al tratamiento.
La eliminación total del pelo no es posible en sólo una sesión, ya que un porcentaje de ellos se encuentran en fase de reposo. Ello quiere decir que no están en la fase de crecimiento, que es la óptima para realizar el tratamiento con láser.
Generalmente se necesitan varias sesiones de tratamiento para destruir los pelos que reinician su crecimiento y se encuentran en la fase apropiada para ser eliminados, es decir en la fase de crecimiento o anágena.

El número de sesiones que requiere un tratamiento completo y el intervalo de tiempo entre sesión y sesión varía de una persona a otra y de la zona que se pretende depilar.En corporal el intervalo de sesiones debe ser de dos meses a tres y en facial el intervalo entre sesiones de 1 mes a dos. Se puede hablar de un número promedio de entre 6-8 sesiones, y posteriormente algunas sesiones de mantenimiento para alcanzar el objetivo final.

Respecto a la elección entre IPL o Láser, la elección del método a utilizar dependerá del tipo de piel y el vello de la clienta, ofreciendo ambos sus propios beneficios y contraindicaciones.

El Láser es el tratamiento más efectivo sobre pieles claras con vello oscuro, pero también resulta ser el de mayor precio. Existen distintos tipos de láser a aplicar según las características y necesidades de la piel tratada:
El Láser Rubí, con una longitud de onda de 694 nm, está indicado en clientas con pieles claras y vello negro
El Láser Diodo, con una longitud de onda de 810 nm, se emplea sobre pieles oscuras con vello igualmente oscuro
El Láser Alejandrita, con una longitud de onda de 755 nm, se utiliza sobre vello oscuro con un tono de piel claro.

El Láser Neodimio-Yag, con una longitud de onda de 1064 nm, se puede aplicar en todo tipo de piel, pero con un menor grado de eficacia. Es el más utilizado para tratamientos vasculares.

Por su parte, la IPL es un tratamiento que ofrece resultados muy buenos, resulta más económico. Por lo general, este método requiere profesional cualificado para mostrarse efectivo, pero cuenta con la ventaja de poder tratar varios tipos de piel gracias a su longitud de onda variable y distintos colores de pelo, desde el negro hasta el rubio claro. Debemos tener en cuenta que el vello no mantiene las mismas características cuando se inician las sesiones que después de varias sesiones realizadas: el grosor del pelo varía, siendo un elemento muy influyente en la efectividad. Por eso es conveniente disponer de distintos tipos de láser e IPL
Antes de iniciar un tratamiento de depilación láser, es muy importante seguir una serie de recomendaciones y consejos. Sólo así se podrá conseguir una correcta evolución y unos resultados óptimos.
No hay que exponerse al sol (ni a las cabinas de rayos UVA) las cuatro y cinco semanas previas a la sesión de depilación láser.
Es muy importante proteger la piel con protección solar con alto índice de fotoprotección si la zona a depilar queda expuesta, como es el caso del rostro en la depilación facial.
No se pueden utilizar autobronceadores días antes de la sesión láser.
Tampoco se debe depilar la zona a tratar con técnicas de tracción (pinzas, cera o maquinillas depiladores), ya que arrancan el pelo de raíz y se necesita que el pelo haya salido para que el tratamiento sea eficaz.
Hay que acudir a la consulta con la zona a tratar limpia y sin haberse aplicado ningún producto cosmético, maquillaje, tónico, colonia, etc.
Se debe comentar al especialista o profesional que le atienda cualquier enfermedad que se padezca o si se está tomando algún medicamento, si tiene alguna alergia conocida, antecedentes de herpes o algún trastorno relacionado con la cicatrización de las heridas.
No se podrá realizar un tratamiento de depilación láser si se está en tratamiento con isotretinoina.
Los únicos casos dónde no se recomienda la depilación láser es en pieles con un bronceado reciente o intenso, en pieles muy oscuras, en pieles con determinadas enfermedades dermatológicas y en mujeres embarazadas.

 

Dejar una Respuesta